Somos un grupo de padres y madres preocupados por la educación de nuestros hijos e hijas con dislexia. Nace para dar respuesta a la necesidad de las familias con hijos/as con dislexia que no tenían el apoyo de una asociación que les orientara, guiara y apoyara emocionalmente en esta situación que les ha tocado vivir. Sabemos de las dificultades con las que se encuentran las familias en su día a día,  y por ello nos hemos unido para colaborar, acompañar a las familias, en definitiva poner nuestro granito de arena en ayudar a otras familias con hijos disléxicos u otras dificultades de aprendizaje.

En la actualidad Dislexia Sevilla cuenta con el respaldo de la Federación Andaluza de Dislexia, FEDANDIS de la cual es miembro creador junto con la Asociación Dislexia Granada, Dislexia Málaga y ahora junto a Dislexia Córdoba. Juntos trabajamos en la representación de este colectivo ante la Consejería de Educación y en pro de los derechos del alumnado disléxico.LOGO FEDANDISA su vez, formamos parte de la PLATAFORMA DISLEXIA de ámbito nacional con la representación de la mayoría de las CCAA. Nos sentimos muy orgullosos de poder participar en un proyecto tan imprescindible como reconfortante, ya que por el momento cada comunidad autónoma tiene una legislación diferente ante este colectivo, siendo en la mayoría de las ocasiones perjudiciales e injustos en respecto a la vulneración de los derechos del alumnado disléxico que recoge la actual ley educativa.

CAPTURA PLATAFORMA

Nuestro fin principal es lograr dar a la dislexia y a otras dificultades del aprendizaje una visivilidad que hasta ahora no disfruta, ante la sociedad y ante las administraciones, siendo la gran desconocida con lo que conlleva una lamentable falta de diagnósiticos, y de haberlos, lejos de edades tempranas, alumnos/as sin adaptaciones en las aulas y adultos disléxicos que siguen sintiéndose inferiores ya que desconocen lo que realmente les sucede, entre otras consecuencias que nos hacen sentirnos comprometidos personalmente.


” La dislexia no diagnosticada puede convertirse en un polvorín de frustración e ira”

” El apoyo directo de la familia es pieza clave para nuestros hijos”